No importa si estamos en invierno o en verano, para proteger el hogar de las temperaturas extremas es necesario que los edificios tengan un buen aislante térmico. En la restauración de edificios en Huesca, este es un factor esencial para conseguir resultados acogedores. Pero ¿cuál es el mejor aislante térmico?

Para la restauración de edificios en Huesca, se eligen materiales aislantes de la mejor calidad que deben reunir las siguientes características:

- Tener poca capacidad de conducción y ofrecer una alta protección frente a las temperaturas extremas en invierno y en verano.

- Aislamiento del ruido con fibras que lo absorban y amortigüen.

- Ignífugo, algo esencial para la seguridad de la casa.

Además, el aislamientos se puede realizar por el interior o el exterior de los edificios. Si se hace en el exterior, las opciones que el mercado nos ofrece son dos: el poliestireno extruido o el expandido (corcho o poliespán). Si se opta por hacer este tipo de aislamiento, se conseguirá un mayor ahorro energético. Por el contrario, si el aislamiento es para interior, entonces hay principalmente tres formas de llevarlo a cabo: poliestireno expandido (poliespán), pladur o yeso laminado y la lana mineral.

También existen otras opciones válidas tanto para el interior como el exterior de la fachada. Estas consisten en insuflar distintos productos en la cámara de aire. Por ejemplo, se pueden rellenar con espumas o lana mineral insuflada. Este método no quita espacio interior y asegura un mayor confort a largo plazo.

En Munuera Gil, F. contamos con materiales y tecnologías de última generación para ofrecer un servicio integral en la restauración de edificios. Tenemos en cuenta las necesidades de cada edificio, siempre con el mayor cuidado para no afectar a la estructura principal. También nos encargamos de todos los trámites necesarios en la restauración como pueden ser informes judiciales y peritajes.