A la hora de llevar a cabo reformas integrales en Huesca, una de las que se incluyen son aquellas obras que buscan dotar de accesibilidad a un edificio. Se trata de un asunto importante que no debe quedar de lado.

Como expertos en reformas integrales en Huesca, acometemos tareas que emprenden la eliminación de barreras arquitectónicas. Se trata de una cuestión de sensibilidad con la igualdad en el acceso a la vivienda de las personas con movilidad reducida (discapacitados y ancianos, básicamente), pero también hemos de valorar la necesidad de cumplir con la ley.

En relación con el tema normativo, hemos de recordar la aplicación del Real Decreto Legislativo 1/2013. Este impone un plazo final para cumplir con las medidas de accesibilidad oportunas. Dicha fecha tope es el 4 de diciembre de 2017.

Por lo tanto, hay que darse prisa y garantizar unas condiciones de acceso adaptadas tanto en las cercanías de los domicilios particulares como en las áreas que comparten los vecinos de las comunidades de propietarios. Por ejemplo, en los jardines, los trasteros, los garajes y las piscinas y otras instalaciones en las que se desarrollan actividades relacionadas con el ocio.

Los colegios de administradores de fincas consideraron, cuando salió la normativa señalada, que la adaptación a la accesibilidad repercutiría en un 75 % de las fincas existentes. Para sufragarla, se pensó en una financiación a partir de cuotas mensuales de los miembros de la comunidad de propietarios, sin que estas alcanzaran un coste excesivamente alto.

Por otro lado, son distintos los tipos de construcciones o instalaciones que permiten garantizar la accesibilidad en un edificio. En este aspecto, es posible recurrir a las rampas, las plataformas y sillas salvaescaleras y los ascensores y elevadores verticales.

En Munuera Gil, F. queremos recordarte que estamos preparados para llevar a cabo las obras de accesibilidad que, en tus reformas integrales, necesites.